Aprende a marcharte

Posted on

Aprender a marcharse de un lugar.

Aprender a liberarse de un sentimiento.

Aprender a dejar ir a una persona.

O mandarlo todo a tomar por saco, que en ocasiones viene a ser lo mismo…

 

Seamos honestos, en cualquiera de sus formas, duele.

Pero aprender a marcharse, a liberarse o a dejar ir,

te enseña a ser paciente, a soltar y a confiar. 

 

Porque la vida siempre te devuelve al punto de partida.

Porque el amor siempre se transforma en más amor.

Porque sin lugar a dudas volveremos a encontrarnos.

 

Cámara y amor!!!

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *