PROYECTO ELLA (XV): “EL PUZLE DE MI VIDA” POR ISA HERRERA

Posted on
Vengo de muy lejos ,
con la mirada limpia , y la sonrisa tatuada ,
con los zapatos lustrosos ,
y la camisa planchada ,
envuelta en besos y caricias de mi infancia.
El camino es largo
y los zapatos se manchan ,
y en algunos momentos ,
decido quitármelos y
salpicarme en los charcos .
Al doblar la esquina ,
siento la primera profunda herida
mi camisa se mancha
pero me siguen curando los besos y caricias de mi infancia.
Me quito los zapatos
y vuelvo a salpicarme en los charcos .
Vengo de muy lejos ,
sin calcetines y un lazo en el pelo.
Al doblar la esquina ,
me quito los calcetines y regalo el lazo de mi pelo.
Al doblar la esquina
me encuentro gente
que me regalan unos zapatos nuevos .
Me quito los zapatos y vuelvo a salpicarme en los charcos .
Al doblar la esquina ,
me regalan una camisa y la pinto yo, de colores,
con mis propios dedos.
Vengo de muy lejos
y la gente que me he encontrado
al doblar la esquina
me curan con besos y caricias las heridas.
Vengo de muy muy lejos ,
con un cuerpo nuevo
y los zapatos que se han quedado pequeños
los botones de mi camisa se caen
y toco mi piel ,
mi piel me sorprende ,
mi piel inventa .
                                                                                                                                                               Isa Herrera

Y así, casi sin darme cuenta me encuentro publicando la última colaboración de este bonito proyecto. Quince semanas que han pasado deprisa, pero en las que he podido disfrutar de cada instante, cada palabra, cada enseñanza. Algo así me ocurrió con las clases de fotografía de Isa Herrera, y por eso creo que es la idónea para ponerle el broche de oro a este proyecto. Conocí a Isa en uno de los cursos de fotografía que ella imparte en Barcelona. Yo llegaba algo perdida a una ciudad nueva, y con un objetivo gran angular nuevo del que no conseguía los resultados que a priori esperaba de esa joyita. Un día durante una sesión práctica Isa se acercó a mi con su gran sonrisa y la paz que transmite, cogió mi cámara y señalando la pantalla me preguntó: “¿Qué ves? Y yo respondí: “Uff, un montón de cosas”. Ella me dijo: “Exacto, con un gran angular puedes ver una infinidad de posibilidades, pero para conseguir el resultado que deseas tienes que enfocarte en un solo elemento. Cuando te centras en algo los demás elementos le acompañarán, hay que elegir”. Creo que en aquel momento no eramos conscientes de la gran lección que me dio y no hablo (solo) de fotografía. De sus clases me quedo con su pasión por lo que hace, y con su empeño por enseñarnos que exprimiendo al máximo aquello de lo que dispones en cada momento puedes hacer grandes cosas. Gracias Isa por este bonito texto y por todo lo demás. Aquí os dejo su bio y toda la información para que podáis conocer su trabajo.
Isa Herrera
Fotógrafa autodidacta y multidisciplinar.
Formadora vocacional.
Socia de Aefona, asociación española de fotógrafos de naturaleza.
Miembro de la asociación: Lightpainting World Alliance
En casa rondaba una “Werlisa Color” muy famosa en esa época y mi padre me decía que hiciera fotos en los momentos importantes para registrar un poco de nuestra historia .Creo que me gustaba más ver fotos que hacerlas y mucho más la historia que envolvía a la foto. Dónde se había comprado la tela de es vestido que llevaba alguien; porqué tal o cual persona aparecía en la foto y mi madre era la encargada de abrir esa caja repleta de fotografías y le gustaba explicarme esas historias que yo escuchaba atentamente. Así que la historia de cada foto era lo que me llamaba la atención, más que la foto en sí. Con el paso del tiempo me disgustaba que aquellas historias que yo quería contar no fueran fieles a lo que yo deseaba e hice un curso de fotografía para mejorar mis desastrosas historias familiares y de viajes . Eso que parecía algo ocasional y sin mucha importancia se convirtió en algo muy enriquecedor en mi vida y ahora ocupa prácticamente un lugar destacado en mi día a día. Sigo viendo y maravillándome de las historias contadas por los fotógrafos a los que sigo y admiro e intento no perderme ninguna exposición que tenga lugar en mi ciudad o en algún lugar al que viajo aunque internet sea un portal para seguir viendo y mirando mucha fotografía. En cuanto a mi historia, mis inicios fueron darme cuenta que la fotografía había conseguido, sobre todo al principio, que descubriera que en mi atareada vida de vez en cuando mirase al cielo y contemplara el cambio de colores y la cantidad de formas y de texturas que aparecían allá arriba. Después he seguido entrenando mi mirada y mis fotografías han ido mejorando, no he dejado de aprender y me fascina que después de muchos años siga sintiéndome curiosa y me siga gustando mirar. Por suerte tengo grandes maestros que son mis alumnos y no dejan que nunca deje de investigar y aprender. No me he cerrado a ninguna disciplina porque mi curiosidad no me ha dejado aislarme en una de ellas, así que me siguen sorprendiendo y yo disfrutando de todas ellas. No he sido una persona muy amante de los concursos y tampoco soy muy disciplinada para tener un seguimiento de todo el proceso, así que no aparecen enumerados pero sí que os muestro algunos proyectos que han sido significativos por la carga emocional que llevaban o por lo que aprendí de ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *